¿Contaminan las fotocopiadoras el aire de tu oficina?

21 febrero 2020
21 febrero 2020 RespiraSalud

¿Quién no tiene una impresora cerca, ordenadores y demás complementos informáticos? Aunque de forma invisible, todos estos aparatos están afectando a la calidad de aire interior que respiras, propiciando fomentar lo que se denomina como Síndrome del Edificio Enfermo.

Contaminantes químicos de los aparatos de oficina

Con los nuevos estilos de construcción y la tendencia hacia la eficiencia energética, la tendencia de los edificios es cada vez más estanca. El conocido como Síndrome de edificio Enfermo, se muestra como una consecuencia de esa falta de renovación de aire y purificación del mismo.

Saber si una calidad de aire interior dentro de la oficina es mala, no es muy complicado. Simplemente detecta estos síntomas, dolor de cabeza, cansancio, sequedad en la nariz, náuseas, picor de ojos…

Dentro de aquellos elementos que fomentan el desarrollo de este Síndrome de Edificio Enfermo, se encuentras los equipos de oficina. Elementos que favorecen la contaminación del aire interior de nuestras oficinas por compuestos compuestos orgánicos volátiles (COV), ozono y partículas de diversa naturaleza y compuestos orgánicos semivolátiles, que se conocen como (COSV). Estos contaminantes se aprecian especialmente en departamentos de administración, despachos de abogados y otras actividades con alta carga administrativa, ya que la presencia de estos dispositivos suele ser abundante.

¿Cómo se generan los COV en la oficina?

Como bien sabrás, las máquinas fotocopiadoras emiten calor para poder funcionar. En estos procesos de aumento de temperatura, se desprenden los temidos COV. Hidrocarburos parafínicos, que son liberados por el calentamiento de tintas y toner. Algunos de los hidrocarburos mencionados serían el benceno, etilbenceno, toluero, estireno, dodecano, tricoloretileno, formaldehído, etc. En este documento del INSST podrás ver más detalles.

Entre los principales riesgos que pueden provocar serían a corto plazo la nombrada irritación de ojos, vías respiratorias, dolor de cabeza, mareo, alergías, náuseas. A largo plazo los efectos pueden ser mucho peores, pues hablaríamos de lesiones de hígado, riñones y sistema nervioso central. Todo ello sin contar los efectos cancerígenos que este tipo de elementos provoca sobre la salud.

¿Qué diferencia hay con los COSV o semivolátiles?

Estos compuestos orgánicos semivolátiles, son generados principalmente por el uso de compuestos químicos que retardan la llama en caso de incendio. Estos compuestos se emplean en el revestimiento de cables o placas impresas de equipos electrónicos.

Con el calentamiento de los mismos durante el funcionamiento, estos compuestos se liberan al aire, pudiendo adherirse incluso al polvo depositado. Este tipo de compuestos presenta un riesgo elevado sobre todo a largo plazo, ya que tienen una duración en el ambiente muy alta una vez evaporados y acumulándose en la cadena alimenticia. Esto provoca alteraciones endocrinas, reproductivas o cancerígenas, derivadas de la acumulación en el organismo de este tipo de sustancias.

¿Qué podemos hacer al respecto? Toma buena nota de estos consejos:

  • Fomenta espacios de trabajo con buena ventilación, a efectos de limitar, mediante aporte de aire exterior, la concentración de COV y COSV.
  • Aparta las máquinas fotocopiadoras de alrededor de la gente. Sería mejor adecuar una zona donde se encuentre ubicado todo este tipo de dispositivos.
  • Haz un control exhaustivo del mantenimiento del sistema de aire acondicionado. Una limpieza correcta de los conductos de aire acondicionado, evitaría que una fuente de contaminación se esparciera por toda la estancia.
  • Crear un espacio controlado para los tóner usados, a poder ser bajo llave y siempre operado por personas cualificadas.
  • Cerca de la zona de las máquinas fotocopiadoras, sería conveniente colocar sistemas de purificación de aire, ya que debido a la volatilidad de los compuestos es muy sencillo contaminar un área grande.
  • Ten un control periódico y eficiente de la calidad de aire de tu oficina, siempre es mejor tener datos que intuirlos.

TRABAJEMOS JUNTOS

Te invitamos a ponerte en contacto con nosotros para concretar la línea de trabajo adecuada en tu calidad de aire.